201505.10
0

Crece el gasto farmacéutico en el 2014

En el 2012 el gobierno de Mariano Rajoy impuso el copago de medicamentos para reducir el gasto del gobierno español en recetas médicas, una medida que tenía como fin disminuir la inversión en recetas del estado Español que es, hasta ahora, la más alta de la comunidad Europea. Sin embargo la reducción de gastos obtenida durante el 2013 por esta medida, que correspondía al 15%, y la que también se logró con el fomento del consumo de medicamentos genéricos, ha quedado atrás según los resultados del año pasado en el que se evidencia un crecimiento del gasto público en recetas médicas.

En Catalunya durante el 2014 este gasto aumentó un 2,4% que corresponde a 48 millones de euros entre las recetas otorgadas a pacientes en el CAP y en los hospitales. Mientras que el costo total de recetas emitidas por ambulatorios españoles asciende a los 9.184 millones de euros. Pero ¿a qué se debe este incremento si las medidas del gobierno han buscado, justamente, reducirlo?

Los análisis no se han hecho esperar, y rápidamente se han visto las razones principales del alza en los gastos farmacéuticos. Solo en Catalunya, durante el 2014 el Servicio Catalán de la Salud ha atendido 7% más pacientes que el año anterior, en este porcentaje se evidencia un incremento del 2,3% de pacientes de cáncer y un alza del 6,1% en gastos relacionados con terapias para el tratamiento de esta enfermedad. El aumento de enfermos con condiciones crónicas como la artritis reumatoide, de supervivientes de infarto del miocardio que deben tomar medicación permanente para el resto de sus vidas y el aumento en la longevidad y expectativa de vida de quienes cuentan con condiciones crónicas que requieren de medicamentos por tiempo indefinido son algunas de las razones por las que se ha producido un alza tan importante en las recetas médicas.

Entre los catalanes los medicamentos más recetados son los protectores gástricos, seguidos por los analgésicos y antiflamatorios y luego los medicamentos para la diabetes y la tensión arterial, por último los ansiolíticos. Desde el punto de vista de mayores gastos, son los medicamentos para tratar el cáncer los que mayores niveles alcanzan.

Según los profesionales de la medicina estos gastos en recetas médicas continuarán creciendo pues la meta es ofrecer a todos los pacientes el tratamiento adecuado, sin embargo también se trabaja por concienciar a los médicos acerca de los mejores tratamientos que ayuden también a aminorar costes y atender de forma efectiva la condición de cada paciente.