201706.14
0

¿Cuánto cuesta realmente mi farmacia?

Si estás planteándote la posibilidad de vender tu farmacia, una de las cosas que más te importarán es por cuánto lo puedes hacer. Nosotros tasamos tu farmacia de forma gratuita para que sepas cuál es el precio que tiene y decidas si te interesa desprenderte del negocio. Pero hemos querido preparar este texto para que puedas hacer los cálculos por tu propia cuenta si te apetece.

Coeficiente de venta o factor multiplicador

Lo primero que deberás tener en cuenta es el coeficiente de venta, también conocido como factor multiplicador. Es bastante simple, ya que lo único que debes hacer es calcular las ventas de un año aplicando un corrector para ajustar la cantidad. Es decir, que si a lo largo de un año has tenido una facturación de 700 mil €, por ejemplo, y aplicamos un corrector del 1,40 por la previsión del aumento de ventas el año siguiente, tendremos un precio de venta de 980 mil €. Así que al pensar en cuánto vale una farmacia de este volumen estaríamos hablando de poco menos de un millón.

¿Basta con este factor solamente?

Sobre el papel todo parece muy fácil, pero hay que pensar en que nadie, o casi nadie, puede tener un millón de euros en el bolsillo para comprar una farmacia. Habrá que solicitar un préstamo, y los bancos no lo ponen precisamente fácil. Hay que presentar un informe de viabilidad que dé verosimilitud a los cálculos del coeficiente de venta.

Además, aunque el margen de beneficios de un farmacéutico está marcado por ley, hoy se venden otros productos que no son medicamentos. De modo que hay que calcular de otro modo el precio de la farmacia.

Condicionantes que afectan al precio de venta de una farmacia

Lo primero que debes tener en cuenta es el tamaño y las condiciones del local. No es lo mismo una farmacia pequeña en un local alquilado, que una de mayor tamaño en propiedad. Además, El sitio en el que se encuentra condicionará también el precio, ya que un barrio con personas mayores no tiene la misma rentabilidad que una zona en la que se acaba de construir una urbanización y que tiene como vecinos principales parejas con niños.

Tampoco es lo mismo el tipo de ventas que se hacen en la farmacia. Algunas pueden recibir pedidos de residencias de mayores, que de un momento a otros pueden empezar a comprar en otro sitio, mientras que una base de clientes habituales que adquieren sus productos directamente en el mostrador es más constante en el tiempo. De ahí dependerá el nivel de ingresos que se pueda calcular.

Si hay empleados contratados, presta servicios adicionales o la zona tiene potencial de crecimiento, también se tiene que poner encima de la mesa a la hora de hacer el cálculo.

Negociar la venta

Una vez que sabes cuál es el precio de venta, llega el momento de vender la farmacia. En esta situación es importante la transparencia y la honestidad, así como una buena capacidad de negociación. Saber aprovechar la oportunidad y cerrar un buena cuerdo para ambas partes debes ser siempre el objetivo.

¿Quieres que te ayudemos a vender tu farmacia?