201512.21
0

El amigo invisible y el caga Tió

21 de diciembre de 2015 – Las tradiciones navideñas varían de un país a otro, algunos de los elementos comunes en varios países son el árbol de Navidad, los villancicos y los cuentos… Se envían tarjetas navideñas, se intercambian felicitaciones, etcétera.

De entre las mencionadas, seguro que echas en falta alguna, una tradición que nació del espíritu navideño y que con el paso de los años se ha convertido en todo un referente: el amigo invisible.

El “amigo invisible” es un juego navideño que desde hace años va ganando seguidores. Una tradición en donde a miembros de un grupo o comunidad se les asigna al azar una persona a quien tienen que hacer un regalo de forma anónima. Aquí lo cierto es que la mayoría de las veces al final se adivina quién ha regalado a quién por eso es una forma perfecta de mantener la ilusión pero también de fortalecer vínculos entre personas.

¿Dónde se origina el amigo invisible?

Algunos expertos marcan su comienzo en Venezuela. En el siglo XIX las mujeres venezolanas casadas o comprometidas, no podían tener amigos, sino compañeros, por las controversias sociales. De modo que optaron por reunirse para realizar un intercambio de regalos, en donde se elegía al azar un papelito donde estaba escrito el nombre de la persona a la que le tocaba regalar.

Otros sitúan su nacimiento en Escandinavia, tradición conocida como ‘Julklapp’. Aquí en lugar de tomar un papelito y entregar un regalo a quién le haya tocado, escriben una dedicatoria o una poesía, adivinando para quién va dirigido el presente.

Por otra parte, hay una versión que lo atribuye a EEUU. Larry Stewart, un hombre que perdió sus trabajos en navidades, tuvo problemas económicos y muy mala suerte hasta que un buen día se hizo rico, de modo que cada navidad como agradecimiento enviaba dinero de forma anónima a quién lo necesitara.

El Caga Tió, otra de las tradiciones navideñas más populares

El caga Tió es una tradición que se celebra en Cataluña en las fechas Navideñas. Se trata de un tronco al que se le han dibujado ojos, cejas, incorporando dos patas delanteras y una nariz, con el propio gorro catalán y una manta ‘para que no coja frío’.

Los más pequeños de la casa le van dando de comer, por lo general lo que ha ido sobrando de sus platos, cuanto más mejor, porque así será más generoso. El día de Nochebuena, la familia se coloca alrededor del Tió y se golpea a éste con un bastón suavemente mientras se canta una canción popular. Debajo de la manta el Tió va soltando pequeños regalos.

Sea cual sea tu tradición navideña favorita, te invitamos a que la disfrutes con ganas y pasión. Cada año que estemos junto a las personas que queremos y tengamos motivos por los que reir es un motivo de celebración. Desde Afinpa, empresa especializada en la compraventa de farmacias, te deseamos una feliz navidad y un próspero año nuevo.