201610.19
0

En 2015 se abrió de media una farmacia al día

Las farmacias en España han servido como herramienta para analizar los recortes en sanidad debido a la crisis. Debido a que las cifras se publican cada mes, el gasto en fármacos de prescripción siempre ha sido objeto de análisis por parte de la Administración para recortar gastos. Por ello, el Presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, asegura que el sector farmacéutico no tiene ningún problema con la Administración, que cubre los gastos en medicamentos de los ciudadanos. Con el FLA las comunidades autónomas tienen controladas sus cuentas a medida que crece la distribución farmacéutica.

Más de la mitad de los recortes en sanidad fueron en farmacia

Los efectos de la crisis se han notado en todo el sector, aunque es significativo el hecho de que si bien las farmacias suponen entre un 14 y un 15% del gasto en sanidad, los recortes en estas han sido del 56%. Según Aguilar, la única medida que se ha tomado es la de actualizar los valores de referencia para abaratar los precios de los medicamentos.

Las comunidades no tienen deudas y se nota en las farmacias

El mercado de farmacia crece hoy a un ritmo que hace unos años ni siquiera se consideraba posible. De hecho, las deudas que las comunidades tenían con las farmacias provocaron que algunos tuvieran que solicitar préstamos para afrontar los gastos de reponer las estanterías de medicamentos. Algunas farmacias se vieron obligadas a echar el cierre o vender el negocio. Aunque en líneas generales el sector resistió estos problemas.

Las cosas han cambiado, afortunadamente. Todas las deudas están liquidadas y en 2015 el crecimiento se ha notado en que la media de nuevas aperturas fue de una farmacia diaria, manteniendo así el acceso de los ciudadanos a un establecimiento. Aguilar asegura que las farmacias no se abren donde quieren, sino donde se necesitan de verdad.

Dispensar productos homeopáticos, la última polémica

Quienes se han mostrado interesados en comprar farmacia en Barcelona y otros lugares están familiarizados con una de las polémicas más recientes. La de dispensar productos de homeopatía en las oficinas de farmacia, algo a lo que se opone una gran cantidad de profesionales. De hecho hay un movimiento en contra que aboga por negarse a dispensarlos. Acusan a algunos profesionales de valerse de una tendencia para aumentar sus ingresos con productos que no tienen ningún beneficio. Sin embargo, mientras se trate de productos legales nadie puede negarse a dispensarlos.

Polémicas al margen, el objetivo que busca el sector farmacéutico es asistir más y mejor a los ciudadanos. Objetivo que ya empieza a generar resultados, como el uso de receta electrónica. Esta medida ahorra tiempo a los médicos, que pueden emplear en atender a más pacientes.

Quienes se plantean vender farmacias hoy saben que la labor asistencial forma parte del sector actual. Hoy, por ejemplo, se realizan pruebas de detección del VIH, colaboran en la desintoxicación de adictos a sustancias prohibidas y hasta se toman muestras para detectar cáncer de colon, como es el caso de las farmacias catalanas. Cada día es más evidente que juegan un papel fundamental en el uso de los recursos sanitarios.