201801.16
0

Se inicia en Galicia la tramitación de la ley de ordenación farmacéutica

La Xunta de Galicia ha anunciado que los trámites para el anteproyecto de la ley de ordenación farmacéutica ha comenzado. Una ley que permitirá a las farmacias gallegas ajustarse a la normativa actual, que ha experimentado muchos cambios en los últimos años. Este texto sustituirá al que se rubricó en 1999 y que aún sigue en vigor, aunque con cambios parciales realizados en los años 2005, 2006 y finalmente en 2011.

Aperturas y traslados más rápidos

Con esta ley será más rápido adjudicar una oficina de farmacia. Se hará mediante concurso público en dos fases. La primera será para trasladarse a una oficina vacante y solo podrán acceder quienes tengan la titularidad de una farmacia en Galicia. En la segunda fase se cubrirán aquellas que hayan quedado vacantes aún, reservada para quienes no tienen farmacias en ningún lugar.

Los nuevos establecimientos se aprobarán por parte de la Consejería de Sanidad. Se celebrarán concursos públicos en los que los aspirantes podrán recibir una asignación según los puntos que tengan.

Uno de los puntos estrella de esta nueva ley ya lo comentamos. Se trata de que las transmisiones de farmacia pasan de 3 a 15 años, siendo esta la comunidad que tendrá un plazo más largo para hacerlo.

Ventas online y prácticas no permitidas

El presidente de la Xunta hizo hincapié en que la venta de medicamentos con receta en Internet está prohibida. No así aquellos fármacos que no la requieran y los productos de parafarmacia. Esta opción no se recogía en la ley del 99 por razones evidentes. Con al entrada en vigor de la nueva, se incluye lo establecido en 2013 por Real Decreto, que permite vender medicamentos por Internet si no se necesita receta.

Más allá del ciberespacio, se prohiben una serie de prácticas, como vender productos que no tengan que ver con la salud, la venta fuera de la oficina de farmacia o ceder a terceros parte del local para desarrollar actividades. Aunque estas tengan que ver con el cuidado de la salud.

Otra de las prohibiciones tiene que ver con los regalos. No se puede dar a un cliente nada que no esté considerada una muestra. Al igual que comprar farmacias por parte de sociedades diferentes a quienes sean titulares.

Servicios a domicilio

La nueva ley también incluye la posibilidad de ofrecer servicios farmacéuticos a domicilio. Solo en casos muy concretos, como enfermos crónicos o personas con movilidad reducida, de manera excepcional y sin que el establecimiento físico se quede sin atender.

El texto abordará otros asuntos, como una actualización de funciones de las farmacias en centros sanitarios y hospitales. Se renueva la lista de derechos de los usuarios, incorporando además una con los deberes. Un nuevo régimen indica las condiciones para reformar locales y se revocará la autorización de las farmacias en las que no se cumple con los deberes impuestos en materia de dispensación de fármacos.

Los plazos con los que se trabajan establecen la posibilidad de que se apruebe definitivamente antes de mitad de este año.