201506.05
0

La farmacia española mejora sus márgenes según informe de Aspime

Tras 5 años cayendo y con márgenes de ganancias que iban en clara diminución, el más reciente informe realizado por la Asesoría Especializada en Oficinas de Farmacia Aspime y basado en el estudio de 800 farmacias, demuestra que el sector farmacéutico ha manifestado un aumento en sus márgenes de ingresos, lo que pudiera señalar una recuperación del sector en oficinas con ventas superiores a los 300.000 euros al año.

El informe, realizado en base al análisis de los datos de IRPF junto con información laboral y socioeconómica de las 800 farmacias en territorio español, ha evidenciado también que aquellas oficinas consideradas pequeñas, con ventas menores a los 300.000 euros al año, son las únicas que no han reportado un incremento en el porcentaje de ganancias sino que, al contrario, sus costes laborales han incrementado.

Este tipo de negocios considerados de menor tamaño realizaron una venta del 70,72% en medicamentos financiados por el SNS, con un gasto en personal del 8,04% y un margen de ventas neto de 6,08% en el 2013, muy por debajo del 7,21% del año anterior. Adicionalmente los reales decretos le obligaron a pagar a estas oficinas un promedio de 5.900 euros anuales.

Aquellas farmacias con ventas entre los 300.000 y los 600.000 euros representan al grupo más común en España con una facturación en recetas del 57,93% y un coste laboral del 9,92% mientras que su margen de ganancias se sitúa en el 7,06% subiendo respecto al 6,5% del 2012. Los reales decretos arrebataron a estas oficinas 9.000 euros durante el 2013.

Las farmacias que facturan entre 600.000 y 900.000 euros anuales son las que mejores resultados han mostrado según Aspime, con una facturación en recetas del 56,55%, un gasto en personal del 11,74% y un margen promedio de ganancias del 8,41% siendo el que más incremento ha presentado. Los reales decretos sumaron 17.000 euros anuales, lo que representa un monto cercano al gasto salarial de un empleado al año.

Un grupo más privilegiado en ingresos es el de entre 900.000 y 1.200.000 euros al año con ventas públicas del 57,18%, gastos de personal del 11,86%, margen neto de 6,91% y 39.000 euros gastados debido al real decreto. Por último aquellas oficinas consideradas de gran tamaño, con ventas de entre 1.200.000 y 2.000.000 euros al año tuvieron 57,14% de ventas en recetas, costes laborales de 11,75%, gastos de 65.000 euros por el real decreto y un margen de ganancia del 6,94% que también se ha incrementado respecto al 2012.

A este informa se suman también los titanes de la industria farmacéutica con ventas que superan los 2.000.000 de euros al año, generadas en un 58,93% por las recetas pero con gastos laborales del 14,51%, 190.000 euros del real decreto y un margen de ganancia del 6,03%.

Esta cifras promedio requieren de una resta del 2% aproximado que se van en el pago de impuestos, según informa Aspime. Tras estos datos se evidencia la necesidad de realizar un cambio en los tipos de deducciones de IRPF al que se enfrentan las oficinas farmacéuticas, cuyos costes en muchos casos permitirían la contratación de uno o varios empleados, así como propiciar el incentivo a la nueva apertura de oficinas mediante la amortización libre y sin condicionantes como la creación de empleo o la realización de una obra nueva lo que puede limitar la apertura de nuevas farmacias.