201506.02
0

La recuperación del sector farmacéutico se inicia aunque farmacias pequeñas siguen en riesgo

Poco a poco parece que se abre camino para salir de la tan mencionada crisis, y el caso del sector farmacéutico no es la excepción con una recuperación que se muestra clara según el informe anual de Oficinas de Farmacia elaborado por Aspime en base al análisis del impuesto sobre la renta de personas físicas correspondiente al año 2013 de 800 farmacias.

Los datos recogidos revelan que se inicia el camino de la recuperación de las farmacias con tramos de venta superiores a los 300.000 euros, sin embargo aquellas farmacias consideradas pequeñas, es decir con ventas inferiores a 300.000 euros no consiguen formar parte de la lista de la tan anhelada recuperación, o esto revean los datos recogidos por el informe de Aspime. Los márgenes netos de este tipo de negocios para el 2013, y en base a las 800 farmacias estudiadas, arrojó un promedio de 6,08% una cifra claramente baja si se compara con el 7,71% que se obtuvo en el 2011 o el 7,21% del 2012.

El porcentaje de venta libre de este tipo de negocios también es la más baja, situándose por debajo del 30%, lo que también podría afectar sus ganancias y por tanto comprometer la recuperación de este modelo de negocio. Aunque las farmacias pequeñas ofrecen autoempleo a su propietario, las ganancias no son destacables situándose incluso por debajo del convenio con un promedio aproximado de 18.240 euros brutos anuales, lo que al mismo tiempo limita la posibilidad de generación de empleo.

A todos estos factores se suman las deducciones producidas por el Real Decreto-ley 5/2000 que en el caso de las farmacias pequeñas representan aproximadamente 6.000 euros, una cifra claramente elevada que también se convierte en una fuente importante de egresos para las farmacias grandes con ganancias superiores a los 600.000 euros.

Pero estos resultados, que no solo sirven para medir la recuperación de un sector, también pueden aportar luces acerca de posibles soluciones que ayuden a mejorar la condición del sector farmacéutico. Juan Antonio Sánchez, coordinador de Aspime, declara que las ayudas por Viabilidad Económica Comprometida parecen ya no ser suficientes para un sector que lucha por mantenerse a flote, considerando la importancia de tener en cuenta otras medidas que puedan favorecer su crecimiento. Los resultados de este informe revelan la importancia de trazar estrategias que permitan garantizar una recuperación de la farmacia española al mismo tiempo que habiliten al pequeño farmaceuta a conseguir implementar soluciones internas para garantizar su propio crecimiento.