201507.31
0

Las relaciones personales

31 de julio de 2015 – Cada semana nos reunimos con nuevos inversores que contactan con Afinpa interesados en conocer los procesos que se desarrollan en la compra de farmacia. En la mayoría de los casos ya han visitado o van a visitar a la competencia, algo a lo que desde nuestra empresa animamos, ya que sólo el comparar hace posible la mejor elección.

El objetivo más importante es que cada inversor confíe en nosotros, y nos identifique como compañero de viaje en este difícil camino que es la búsqueda de la farmacia ideal. Sin confianza, no hay camino.

Permanezco atónito al comprobar que en este sector se ha educado al inversor a que valore al intermediario, en muchas ocasiones, por el simple hecho de haber sido el primero en informarle de la venta de una farmacia. En Afinpa sólo queremos ventas de las que se obtienen recomendaciones activas de los clientes; aquellas ventas en las que 1 año después el cliente nos llama solo para hablar con nosotros como personas decisivas en sus acertadas decisiones. La mayoría de farmacéuticos realizará un máximo de 3 operaciones en su vida, démosle a estas transmisiones la importancia que tienen.

Hay que  asesorar con excelencia al cliente, siendo empáticos, trazando objetivos y desarrollando planes de trabajo juntos. Hacer propia cada inversión.

Nuestro departamento comercial está capacitado para marcar la diferencia, tenemos un objetivo claro y un camino marcado del que no nos desviaremos bajo ningún concepto, ser líderes en transmisiones de oficinas de farmacia en Cataluña. No haremos una operación en la que una de las partes implicadas no quede satisfecha; sabemos que esta manera de trabajar nos hará perder ventas en el corto plazo, pero cada compra con cada cliente será una experiencia inolvidable, y estamos convencidos de que el sector acabará por reconocer nuestro trabajo.

Hagamos juntos este difícil viaje.