201605.10
0

Las empresas farmacéuticas cada vez más en las redes sociales

El uso de las redes sociales para publicitarse es una medida cada vez más utilizada, aunque no carente de polémica sobre todo cuando se encarga a determinados personajes que compartan un hashtag o un mensaje comercial en sus perfiles, sobre todo si lo hacen de manera solapada. Afortunadamente, y a pesar de que el mercado de farmacia está muy regulado, no hay límites al uso de las redes sociales para enviar mensajes en España, algo que se puede utilizar para llegar al gran público.

No obstante, según opinan algunos responsables de comunicación y tecnología del sector, se debe ejercer una especial cautela para no cometer errores a la hora de enviar mensajes, sobre todo en un apartado como el farmacéutico, donde el producto está orientado a tratar problema de salud. Estos mensajes se pudieron escuchar en unas jornadas sobre redes sociales y farmacia impartidas por el despacho de abogados Cuatrecasas, Gonçalves Pereira y Asebio, la Asociación Española de Bioempresas.

Aunque se puede hacer publicidad de medicamentos con receta médica de manera directa a los profesionales del ramo, hacia los consumidores es una práctica prohibida. Por tanto cuando se habla de un medicamento en las redes sociales no se puede hacer con la idea de atraer al consumidor, sino solamente para informar acerca de los productos. Son ese fin cada vez hay más empresas farmacéuticas que abren perfiles sociales, para llegar con sus mensajes lo más lejos que les permite la ley actual.

Algunas de las informaciones que se pueden publicar en un perfil de redes sociales sin incurrir en un problema son los fármacos que desarrolla y ofrece la empresa, noticias relacionadas con el sector, el personal o los sistemas de etiquetado y empaquetado, preguntas directas de los usuarios u otras cosas por el estilo. En las jornadas se abordó la necesidad de que todo esto se supervisara adecuadamente tanto por la patronal como por las agencias responsables.

Un amplio margen

Aún se puede ampliar mucho la presencia de las farmacéuticas en las redes sociales, como lo demuestran los datos existentes. Apenas una tercera parte del total de las empresas forman parte de Farmaindustria, la patronal del sector, y más de las tres cuartas partes de los asociados utilizan las redes como herramienta. Les permite tener comunidades y comunicarse dentro del sector de manera más dinámica.

Pero no solo a nivel empresarial se espera que haya margen de mejora. Casi el 40 por ciento de la población utiliza las redes sociales para hablar de sus enfermedades, de las cuales más de la mitad buscan respuestas a sus problemas de salud. Para no incurrir en un problema de índole legal, las farmacéuticas tienen que dejar de lado oportunidades que les permitirían responder a los pacientes porque supondría un mensaje comercial muy concreto. Esto ha generado un ambiente de temor a responder una pregunta en nombre de una empresa, aunque lo cierto es que se trata de una vía de comunicación que podría ayudar mucho a acercar a los usuarios a las compañías.