201612.02
0

Las farmacias de Cataluña detectan 830 casos de mal uso de medicamentos en 2016

Un experimento llevado a cabo por las farmacias catalanas está sirviendo para conocer el uso que se hace de los medicamentos. Y aunque se trata de una prueba piloto, los resultados indican que en lo que va de año se han utilizado de forma inadecuada o abusiva los medicamentos en 830 ocasiones, una cifra realmente significativa.

Teniendo en cuenta que este servicio solo se ha ofrecido en 22 farmacias, ya que está en una fase muy reciente, que se hayan localizado tantos casos resulta un tanto alarmante. Aunque también es una señal de que el sistema farmacéutico vela por los intereses de la población de forma muy satisfactoria. Por ejemplo, las farmacias de barrio detectan pacientes de riesgo de diabetes y otros problemas, pudiendo dar consejos de calidad.

Conocer los efectos de los medicamentos

El objetivo principal de esta prueba es saber qué efecto tienen en la población los nuevos medicamentos que aparecen en el mercado, así como identificar aquellos efectos secundarios y los abusos que pueden generar peligro, según Jordi de Dalmases, presidente del consejo de Colegios Famacéuticos de Catalunya. Así se puede advertir a los ciudadanos y profesionales responsables de cuidado de la salud de esos peligros, potenciar la prevención y fomentar el buen uso de los tratamientos.

Esto, unido a un sistema de dosificación de los medicamentos que sea adecuado, son herramientas vitales para tratar a los pacientes. En estos momentos también se está realizando otra prueba piloto, cuyo objetivo es que las farmacias controlen el tratamiento de pacientes crónicos y conocer los problemas derivados de un tratamiento prolongado. En ella participan más de 60 farmacias y equipos de atención primaria, siguiendo a casi 400 pacientes.

Los resultados indicaron que más de una tercera parte de ellos no cumplían con el tratamiento, bien por una mala administración o por problemas de algún tipo.

Las farmacias catalanas, muy implicadas

Desde hace años se trabaja en diferentes pruebas de cara a mejorar la prevención en diversos campos. Enfermedades como el cáncer de colon o el VIH se han detectado gracias a estos proyectos, ayudando a quienes las sufren no solo a ser conscientes de su problema y someterse a un tratamiento temprano, sino también a eliminar las sospechas de otros muchos.

Aunque la mayor parte de las oficinas de farmacia que colaboran en estos tests están en zonas metropolitanas, lo cierto es que las hay repartidas por todo el territorio. Algunas de ellas están dentro de un solo experimento, mientras que otras participan en varios de ellos.

El compromiso de todos los profesionales es uno de los factores mejor valorados por de Dalmases, que en una reciente jornada estratégica de cara a los dos próximos años destacó la importancia que esto tiene.

Todas las pruebas que se están llevando a cabo entran en el plan de objetivos de salud que Catalunya está implantando para atender las necesidades de la población y potenciar no solo los beneficios de los tratamientos, sino el buen uso de estos para que sigan siendo eficaces el mayor tiempo posible.