201708.23
0

Las farmacias francesas tendrán nuevo convenio salarial

A partir del año que viene, las oficinas de farmacia francesas tendrán un nuevo sistema para las retribuciones. Uno de los puntos más novedosos es la creación de una tasa por cada dispensación, junto a un pago de la Administración por determinados servicios, como las revisiones y tareas de seguimiento de pacientes con tratamientos que requieren diversos fármacos, crónicos y de edad avanzada. En Afinpa nos hemos interesado por este nuevo convenio y queremos ahondar un poco más en ello.

Un convenio orientado a rentabilizar el negocio

Con una vigencia de 4 años, desde 2018 hasta 2022, sindicatos de farmacia y responsables de la Seguridad Social en Francia han firmado el acuerdo con el fin de reducir los efectos que está teniendo la bajada de los precios en los medicamentos. La idea es mejorar la rentabilidad de las oficinas y trabajar para que los precios no sigan bajando, sin que ello perjudique en lo más mínimo a los usuarios del sistema.

En palabras de uno de los responsables sindicales, “por fin se comprende por parte de los responsables gubernamentales lo importante y necesario que es reformar este sector”.

El convenio presenta un modelo de retribuciones mixto. Por un lado, las farmacias tendrán el margen comercial habitual, conforme a un listado de niveles en función del precio de estos. Por el otro, cada dispensación contará con una tasa variable, dependiendo del tipo de fármaco que se dispense. Hasta la fecha, las farmacias galas solo tenían un margen para todas las dispensaciones del 25 %.

Los sindicatos llevan tiempo denunciando un descenso de la rentabilidad bastante notable, debido a que los medicamentos han bajado muchísimo en cuanto a precio. Y por tanto, también en cuanto a los ingresos que se perciben por parte de las farmacias, aunque no descienda el volumen de ventas de medicamentos. Con el nuevo modelo se busca frenar esta bajada en los ingresos netos.

Servicios asistenciales y programas de salud, también remunerados

Los farmacéuticos también percibirán una remuneración por prestar servicios de asistencia. Como los que se realizan a pacientes crónicos y de edad avanzada, que a menudo prefieren acudir a su farmacéutico de referencia en lugar de al médico de cabecera. Además, se contempla que los profesionales que formen parte de un equipo de atención primaria como asesores farmacéuticos.

Incentivar programas de salud es otros de los puntos que se contemplan por parte del gobierno francés. Por ejemplo, se piensa realizar una inversión importante en la lucha contra el tabaquismo, cuyos efectos sobre la salud, y por tanto sobre el sistema sanitario a nivel económico, hace que se tengan que invertir todos los años grandes cantidades de dinero. El gobierno prefiere remunerar el abandono del tabaco para tratar de combatir el hábito y mejorar el estado de salud general de los ciudadanos.

En su conjunto, durante los 4 años de duración del convenio el gobierno destinará 280 millones de euros al programa. De este modo se atiende la reclamación por parte de los sindicatos, que ven por fin cumplidas sus demandas.