201512.04
0

Las medidas no llegan para aplacar una crisis sanitaria sin precedentes en Cataluña

4 de diciembre – La situación en el sector sanitario en Cataluña se ha vuelto inadmisible siendo ya más de 60.000 profesionales los que aún no han cobrado sus nóminas. Las cifras de este desequilibrio sin equiparación son realmente escalofriantes: 5 meses en total sin cobrar y más de 2.000 millones de deuda acumulada. ¿Cuál es la solución? Desde Afinpa, especialistas en compraventa de farmacias tratamos de analizarla.

Ha quedado claro que la única solución capaz de zanjar de una vez por todas este escenario en el que las empresas del sector farmacéutico y sus proveedores se han visto al límite, es el pago del FLA extraordinario que ha sido aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 20 de noviembre, sin embargo, a pesar de su aprobación aún no ha llegado a hacer efectivo por lo que los inconvenientes para las empresas del sector no hacen más que acumularse.

Lo que se solicita, y con carácter urgente, es el pago inmediato del FLA extraordinario ya que los resultados que se obtuvieron con el abono del FLA ordinario del pasado 27 de noviembre lo único que mostraron fue un detenimiento de la deuda pero no una reducción. Así pues, tenemos que el próximo 5 de diciembre se estima que la deuda vuelva a superar los 330 millones de euros, deuda que se corresponde con los medicamentos que han sido dispensados en los meses de agosto, septiembre y octubre.

Lo más destacable de la situación es que las empresas del sector han cumplido y lo siguen haciendo suministrando los medicamentos necesarios a la población mientras, a su vez, han tenido que lidiar con el pago de nóminas, el pago a los proveedores y otras obligaciones de carácter económico. El esfuerzo titánico que han tenido que hacer durante estos 5 meses de sequía en el que las Administraciones Públicas no han respondido, se ha pagado con una deuda que alcanza ya una cifra difícil de sobrellevar para farmacias que están viendo al límite los negocios en los que han invertido su dinero, esfuerzo e ilusiones.

Desde Afinpa, como expertos en el sector de la compraventa de farmacias entendemos que de no solventarse la situación cuanto antes, muchas oficinas de farmacia se verían obligadas a colgar el cartel de ‘farmacia en venta tras haber superado una línea de no retorno. Esperamos que los organismos correspondientes pongan fin a esta grave situación inmediatamente y que la economía del sector farmacéutico en Cataluña vuelva a respirar aire puro.