201504.27
0

Los peligros de las recetas online sin previa revisión médica

Pensar en la idea de recibir un diagnóstico o, más delicado aún, una receta médica sin que un profesional de la salud siquiera nos haya examinado previamente parece, como mínimo, una idea descabellada. Es por este motivo que el surgimiento de una web en la que por el pago de 10 euros los visitantes pueden conseguir una receta médica para adquirir, de forma legal, los medicamentos que necesitan en una farmacia nos parece, cuando menos, un atentado serio contra el ejercicio médico y la salud pública.

Esto es exactamente lo que ocurre en el sitio online www.recetamedicaonline.es, en el que los pacientes eligen entre un reducido número de médicos el que les realizará la prescripción, añadiendo después el tipo de medicamentos que requieren y rellenando un formulario con sus datos personales y algunas preguntas en las que el paciente asume reconocer los efectos secundarios del medicamento que solicita o admite no ser alérgico a sus compuestos. Luego del pago se genera la receta online que puede ser empleada en cualquier farmacia para la adquisición del medicamento.

Aunque la web es soportada por profesionales de la medicina que se aparan en el real decreto 1718/2010 aludiendo que buscan el cumplimiento de la buena praxis médica, para muchos de los profesionales del sector médico y farmacéutico este tipo de webs atentan de forma directa contra la salud del paciente convirtiéndose en un enorme riesgo para la sanidad pública.

Recetar un medicamento a un paciente sin la adecuada revisión médica es todo menos una buena praxis. Se pone en riesgo la vida del paciente pues no somos conscientes de su historial médico, de si en algún momento se había prescrito ese medicamento o no, de si el paciente ha realizado bien el tratamiento o lo ha interrumpido ni de los antecedentes de este, información fundamental para garantizar su salud durante la ingesta de cualquier medicación.

Desde Afinpa exhortamos a todos los pacientes a consultar con un profesional médico para recibir un diagnóstico y tratamiento oportuno a su condición. Si en el pasado ya han manifestado esta condición y son conscientes de la medicación que requieren, es igualmente oportuno visitar a su médico de cabecera para una revisión completa que permita identificar si el producto que necesitan sigue siendo el adecuado. Pagar 10 euros por una receta que se consigue de forma gratuita visitando al médico de familia es, simplemente, un sinsentido que puede poner en riesgo tu bienestar.