201604.17
0

Nuevos fármacos para la hepatitis C a mediados de 2016

El Ministerio de Sanidad, a través del subdirector de Farmacia y Productos Sanitarios Carlos Lens, ha anunciado que hacia la mitad de este año 2016 se aprobará una nueva generación de fármacos orientados a tratar la hepatitis C, aunque tendrá que ser el nuevo gobierno el que decida el método de financiación y cómo se combinará con el Sistema Nacional de Salud para que sea sostenible. La generación anterior de fármacos, aprobados el pasado año y que se seguirán utilizando, ha permitido tratar a más de cuarenta mil pacientes desde su lanzamiento.

Aunque la EMA aún no ha aprobado estos nuevos fármacos, una vez que en España se dé el visto bueno empezará un proceso para que sean accesibles a todos los pacientes sin poner en riesgo la sostenibilidad del sistema de salud actual. Con los fármacos que se emplean hoy en día se firmaron acuerdos con las empresas farmacéuticas a fin de abaratar los costes. Aún asís el gasto de los hospitales públicos a aumentado un 25% el último año.

Por tanto, todo está a la espera de que se envista al presidente del nuevo gobierno para que se tomen decisiones con respecto a la financiación de los medicamentos y otros elementos pertenecientes al sistema público. De retrasarse la formación del nuevo ejecutivo, será necesario buscar vías para acometer los cambios que se tienen que hacer de inmediato, como un decreto de precios o la aprobación de estos nuevos medicamentos.

España se ha esforzado mucho durante el último año para que estas nuevas formas de combatir problemas como la hepatitis se incorporen al sistema con financiación pública. Además, la respuesta de los tratamientos ha sido muy satisfactoria. El coste de los tratamientos resulta un tanto elevado por paciente, aunque en otros países de nuestro entorno se está pagando un precio mucho mayor, lo cual supone que España esté en cabeza en la materia, aunque con la hepatitis C parece que se han conseguido resultados excepcionales, pues la innovación en cuanto a fármacos casi nunca ofrece unos resultados tan positivos de una generación a otra. Lo habitual es que los avances sean más lentos, al igual que la incorporación de estas innovaciones. Además, algunas veces se repiten demasiado los procesos de desarrollo, de modo que Lens apuesta por premiar y dar prioridad a las innovaciones que realmente contribuyan al avance real de la investigación, seleccionando solo aquello que realmente hace falta. Para eso también se necesita una reforma profunda del sistema que apueste por la relevancia a la hora de apoyar la investigación.

Los nuevos fármacos, una vez que sean aprobados y puestos a disposición de los pacientes de un modo u otro, contribuirán a tratar un problema de salud que cada año acaba con la vida de medio millón de personas alrededor del mundo, y que tiene cientos de millones de enfermos que requieren de tratamientos eficaces que controlen el avance contra la enfermedad, a la espera de que la innovación llegue al punto de lograr una vacuna efectiva contra el virus.

Más información sobre las propuestas para conseguir un sistema sanitario sostenible en este artículo.