201701.23
0

¿Puede cualquier persona comprar una farmacia?

En muchas ocasiones, nos hemos encontrado con personas que se preguntan si comprar farmacias en Barcelona está reservado solo a unos pocos. Una de las razones por las que tardan en decidirse a dar el paso suele ser que hace falta un gran capital para lograrlo. En este artículo queremos repasar las claves para conseguir tu propio negocio de farmacia.

Quiénes suelen buscar su propia farmacia

El perfil del comprador de farmacia suele ser el de alguien que ha terminado la carrera hace unos años. Después de haber trabajado para otros, decide emprender su propio negocio con ayuda de la familia.

Otros se plantean la compra de farmacias por motivos laborales. Con la crisis, muchas farmacias han tenido que despedir a sus empleados, algunos de los cuales han estado mucho tiempo trabajando para ellos. Estos desempleados deciden utilizar la indemnización para abrir su propia oficina de farmacia.

Cómo financiar una farmacia

A no ser que se cuente con una herencia o un capital inicial que cubra el precio de alguna de las farmacias en venta disponibles, lo normal es contactar con una entidad financiera y firmar una hipoteca. Esta entidad nos concederá la financiación siempre y cuando podamos contar con dinero para afrontar un porcentaje de la operación total, incluidos los gastos de gestión y la adquisición de stock.

El fondo de comercio garantizará la cantidad que se preste, constituyendo una hipoteca mobiliaria. Esta fórmula se emplea para cubrir los gastos del negocio en sí. Si se piensa comprar el local, también se puede acceder a un crédito hipotecario estándar, con la propiedad como garantía de pago.

Determinados bancos tienen mayor relación con el sector de la farmacia. Estos facilitan las operaciones, por ejemplo reduciendo el porcentaje de capital necesario para que la operación sea viable, avalando con otras garantías o suscribiendo determinados productos financieros.

¿Es un buen momento para comprar?

Hay que decir que actualmente es un buen momento para comprar una farmacia. Los tipos de interés, tanto fijo como variable, están en mínimos históricos. Los bancos no tienen comisiones por cancelación en la mayoría de las operaciones. Y la comisión de apertura también es muy baja.

En realidad, los bancos están dispuestos a financiar nuevos negocios, ofreciendo condiciones más que interesantes.

Las cuentas varían en función de aspectos como la facturación de la farmacia que se quiere comprar, el precio de compra y si el local es un traspaso o una propiedad. También hay que valorar las existencias disponibles y todos los gastos de la operación. En Afinpa podemos ayudarte a analizar todos estos aspectos para ver si tu proyecto tiene posibilidades, además de contar con una cartera para elegir.

En definitiva

Si quieres montar tu propia farmacia, bien porque trabajar para otros no es para lo que hiciste la carrera o porque te has quedado sin trabajo, dispones de un apoyo financiero por parte de familiares o unos ahorros, puedes comprar una farmacia. Serás independiente y pondrás en marcha un negocio propio, del que solo tú serás responsable.