201705.09
0

Qué son los contratos de cuentas en participación para la compra de una farmacia

En este artículo queremos hablar de una forma con la que comprar una farmacia sin tener que recurrir a un préstamo bancario. Consiste en incorporar al negocio a un socio que ponga el capital, invirtiendo en la compra o el mantenimiento del negocio y percibiendo por ello una parte de los beneficios que genera la farmacia.

Antes de continuar explicando en qué consiste esta modalidad que facilita la compra venta de farmacias sin una entidad financiera de por medio, hay que aclarar que el propietario y responsable de este negocio, independientemente de cuál sea su participación, es quien tiene la titularidad de la farmacia.

Elementos que componen el contrato de cuentas de participación

Según el artículo 507 del Código Civil, este contrato está compuesto por 4 elementos:

– Lo firma un mínimo de dos personas.

– Estas personas realizarán al menos una operación mercantil, sino varias de ellas.

– La operación solo la ejecuta una de las personas. Y siempre en su propio nombre.

– Sea que haya beneficios o pérdidas, se reparten según los porcentajes acordado en el contrato.

Pongamos un ejemplo:

3 personas con interés en comprar una farmacia deciden que dos de los socios pondrán cada uno la mitad del dinero, mientras que un tercero que cuenta con una licencia, ejecuta la puesta en marcha del negocio en su nombre. La participación total de cada uno de ellos es del 33,3 por ciento. Todo ello se reúne en un contrato de cuentas de participación, en el que si hay unos beneficios de 10000 euros, cada socio percibirá 3333, mientras que si es al revés y se producen pérdidas, tendrá que aportar el porcentaje correspondiente.

¿Se puede constituir como comunidad de bienes?

Si estás pensando en constituir una farmacia como comunidad de bienes, debes saber que el contrato no permite esta fórmula. Solo quienes tienen participación en el contrato pueden formar parte de la sociedad, sin que esto suponga convertirse en persona jurídica, algo que hace la comunidad de bienes.

Entonces, ¿es legal un contrato de cuentas de participación para la compra de una farmacia?

Es totalmente legal, incluso una vez que la farmacia esté en marcha y haga falta una inyección de capital. Quien aporta capital no está comprando una farmacia ni entrando a formar parte de la gestión de esta, lo cual está totalmente prohibido.

Cómo se hace un contrato de este tipo

¿Se puede firmar un contrato entre partes? Lo ideal es dejar que alguien con experiencia se encargue de ello, ya que además de suponer un ahorro en materia fiscal, es la única manera de que todo se aplique de la forma correcta.

Ventajas fiscales de este contrato

La opción de un contrato de cuentas de participación tiene una ventaja fiscal interesante, ya que el máximo de IRPF que se declara es del 23%, frente a un 45% que se puede llegar a declarar en la base general. Por tanto, esta fórmula de financiación es bastante recomendable siempre que se haga de la manera adecuada.