201805.16
0

Cómo tener éxito siendo titular de farmacia

En el mercado de farmacias encontramos diferentes perfiles de titulares. Por una parte están aquellos que han abierto su oficina tras destacar como estudiantes y aspirar a un concurso de aperturas nuevas que ganaron. Por otra, quienes tras trabajar un tiempo como adjuntos desarrollan una excelente labor de cara a ofrecer asesoramiento a los clientes o mejorando los resultados de venta de quienes los contratan. De modo que deciden emprender un proyecto por su cuenta.

Hay quien considera que las claves de cómo tener éxito siendo titular de farmacia radican en estos talentos. Y es verdad que tener una hoja académica impresionante o trabajar duro pueden ser algunos de los aspectos que se necesitan. Pero hay más requisitos que deben cumplirse. De estos es de los que vamos a hablar ahora. Algunos talentos, innatos o aprendidos que ayudarán a lograr el éxito en el negocio.

Sentarse a calcularlo todo bien

Hay un error muy común cuando se empieza a pensar en emprender con una farmacia. La mayoría de aspirantes no realiza un estudio de mercado que le permita conocer las posibilidades del negocio. Por ejemplo, qué características tiene la población que vive en la zona o si las condiciones de los locales disponibles se ajustan a las exigencias de la normativa. Luego nos encontramos con problemas derivados de estas carencias.

De ahí que la labor del experto en compra y venta de farmacias sea esencial. Hay farmacéuticos que vienen con mucha ilusión, pero unas ideas que distan mucho de ser reales. Es necesario ayudar a calcular bien las opciones y tomar decisiones justo cuando sea necesario. Es decir, cuando tras localizar las oportunidades y tener un análisis completo no pierde el tiempo.

La innovación es secundaria: primero hay que aprender

Hay farmacéuticos que creen saber como mejorar las ventas en la farmacia con ideas revolucionarias. Aunque si hay algo en el negocio que funciona, es fundamental mantenerlo y decidir después cómo incorporar lo nuevo. Contar con la experiencia de quienes estuvieron antes al frente de la farmacia es lo más aconsejable. Después, cuando ya se conozca bien cómo funciona todo, se puede tratar de innovar. Teniendo en cuenta que habrás cosas que posiblemente no funcionen como se espera que lo hagan.

Saber adaptarse a los cambios

El mercado en general evoluciona a un ritmo imparable. Y las farmacias no son una excepción. En la era de las nuevas tecnologías y el mundo 3.0 hay estrategias y métodos de trabajo que se están quedando obsoletos. Algunos de ellos ya no ofrecen resultados. Un titular de farmacia tiene que saber adaptarse si quiere que su negocio funcione. Cosas como la venta online o la incorporación al mercado de negocios de parafarmacia hacen que se tenga que cambiar de paradigma.

Aprovechar la oportunidad

En conclusión, aunque hay más aspectos que pueden determinar el éxito de una farmacia, podemos resumirlo todo en tres A: análisis, aprendizaje y adaptación. Solo así se puede estar el frente de un proyecto con posibilidades reales de que funcione tanto ahora como en el futuro.