201809.26
0

Pacientes y farmacéuticos informados

La información es poder. Y como tal, la población se vale de los medios a su alcance para informarse acerca de todo lo que le interesa. Gracias a Internet vivimos en una sociedad en la que es muy fácil llegar a esta información, con lo que todos los sectores se tienen que adaptar al nuevo paradigma. El de la farmacia no es una excepción, y es normal encontrarnos con con pacientes y farmacéuticos informados e interesados en reunir datos relacionados con el cuidado de la salud.

La farmacia se adapta

El mundo farmacéutico es consciente de la necesidad de evolucionar y proporcionar a los pacientes lo que desean. Ya hablamos de ello cuando Cofares lanzó un sistema para conectar pacientes, farmacéuticos y médicos, y también se aborda el asunto en congresos especializados.

Todo esto convierte la figura del farmacéutico en eje fundamental del progreso, pasando por una adaptación para dar el salto del mostrador de la farmacia al mundo online. No solo se encarga de dispensar los medicamentos que receta el especialista, siempre de forma presencial. También ofrece consejos y recomendaciones para el cuidado de la salud.

Pacientes y profesionales en un conjunto

La clave de este nuevo punto de vista es bastante clara. No solo es importante prestar atención a los pacientes, que son quienes demandan información de calidad por parte de los farmacéuticos. También los profesionales de farmacia necesitan estar formados e informados en el uso de las nuevas tecnologías y saber aprovechar su potencial.

Este concepto lleva a crear una farmacia interconectada, en la que los servicios que necesita un paciente se pueden gestionar de forma ágil y eficaz. Además, los datos que estos mismos proporcionan sirven para crear estrategias de mejora continua tanto a nivel de comunicación como de identificación de nichos en los que se puede mejorar.

Entre los recursos para gestionar todo esto se encuentran los programas CRM, que también están presentes en otro tipo de empresas. Este software se encarga de mostrar toda la información relevante para el desarrollo de una actividad, además de identificar los mejores canales de comunicación con el público. Además, permite llevar un registro de pacientes, con el que se puede evaluar su evolución y hacer un seguimiento de su estado de salud. En caso de que algún parámetro se desvíe de lo estipulado como normal o previsible, puede advertir del hecho y prestar la atención profesional necesaria.

Los hábitos están cambiando

Contar con pacientes y farmacéuticos informados es un paso natural, teniendo en cuenta los avances tecnológicos que se están logrando. El uso de las redes sociales, aplicaciones para móviles y otras herramientas presentes y futuras hacen que la farmacia se esté transformando por completo. Al menos en el apartado de atención y servicios.

En Afinpa también confiamos en las nuevas tecnologías para dar información relevante a quienes están interesados en iniciar su negocio de farmacia. Los diferentes departamentos en los que trabajamos cuentan con herramientas profesionales de gestión, comunicación e información. Que unidas a nuestra experiencia te ayudarán a hacer realidad tu proyecto.