201809.17
0

Hipoteca mobiliaria en farmacia

Cuando se quiere adquirir una farmacia, la mayoría de las veces no se cuenta con los fondos suficientes y se necesita financiación. En muchos casos se recurre a los bancos para solicitar un préstamo y hacer viable la operación. Un paso en el que se deben cumplir determinados requisitos, y que de lo contrario podría impedir que se adquiera la farmacia. En este artículo por tanto queremos abordar lo que se necesita para lograr una hipoteca mobiliaria en farmacia.

¿Qué es lo que incluye una hipoteca mobiliaria en farmacia?

Antes de empezar, hay que aclarar que en este caso no se habla de adquirir solo un local en el que ubicar la farmacia, para el que se debería solicitar otro tipo de hipoteca. Lo que incluye una hipoteca mobiliaria es el contrato de alquiler del local, en caso de que exista, la autorización que la administración debe emitir para poder desarrollar la actividad y aquellas instalaciones que haya. En el precio de una farmacia también se puede incluir el mobiliario y stock disponible en el almacén. Todo esto se debe calcular antes de solicitar el préstamo.

Debe estar libre de cargas

Para que la operación sea aceptada, todo lo que abarca la farmacia debe estar libre de cargas. Es decir, ninguno de los bienes o los derechos que se quieren hipotecar pueden estar hipotecados previamente. Tampoco se aceptará que haya una orden de embargo o que se haya puesto como garantía en ningún caso.

Tampoco se puede solicitar una hipoteca si la farmacia forma parte de una sociedad o varios titulares tienen derechos sobre ella. Salvo que todos estén de acuerdo con la operación, obviamente.

En realidad, este punto es común a cualquier otra hipoteca. Si los bienes que se quieren hipotecar tienen algún tipo de carga, la operación no es posible debido a que no hay garantías reales de que se pueda actuar en caso de impago. Por lo que el banco ni siquiera estudiará la solicitud.

Que se pueda pagar toda la operación

Debe saberse previamente cuanto cuesta una farmacia para solicitar un préstamo, ya que la totalidad de esta debe poder cubrirse. Es importante destacar que en la compra de la farmacia se incluye también el stock que hay en el almacén. Por tanto, hay que calcular con cuidado el monto total para que la hipoteca mobiliaria en farmacia pueda cubrir dichos costes.

Cuando el local es alquilado

En la caso de que se trate de un local alquilado, una de las opciones más habituales cuando se mira como abrir una farmacia, las condiciones deben permitir que se traspase a otra persona cuando por alguna razón haya que ejecutar la hipoteca. También debe tener una duración igual o mayor al plazo de amortización, ya que en caso contrario la hipoteca se tendría que liquidar antes.

Locales en propiedad

Cuando se trata de un local en propiedad, la hipoteca debe incluir un apartado en el que se especifique que si se ejecuta se obliga al propietario a alquilar el local, ya que en la financiación de la farmacia como hemos dicho antes la propiedad no está incluida.